1. Cambia gradualmente la hora de acostarte

Una persona adulta necesita de 6 a 9 horas de sueño, si te despiertas cansado y confundido es muy probable que no hayas dormido lo suficiente.

2. Prepara la habitación para un buen sueño

La habitación debe resultarte acogedora, no debe tener ningún tipo de iluminación por la noche, ni ninguna fuente de ruido. Por supuesto, apaga el móvil.

3. Planifica un buen despertar

Puedes probar este truco: despiértate con dos alarmas. La primera debe sonar 90 minutos antes que la segunda. Así, después de que suene la primera podrás disfrutar de un ciclo entero de sueño y despertarte muy despejado.

Tips despertar bien

4. Exponte a la luz

Si por la noche la luz es un enemigo del sueño, por la mañana es la encargada de cortar la secreción de la hormona melatonina y poner en marcha el estado de alerta.

Abre todas las persianas y cortinas. Incluso puedes salir a la calle a dar un paseo antes de desayunar.

5. Tómate un vaso de agua en lugar de un café

A lo largo de la noche tu cuerpo se ha deshidratado un poco, especialmente si no has bebido lo suficiente antes de dormir. Y un 1% de deshidratación implica fatiga.

Así que lo primero que debes hacer por la mañana es tomar un vaso de agua. Puedes añadirle unas gotas de zumo de limón para aprovechar las propiedades vitamínicas, antibióticas y depurativas de este cítrico.

Compartir
Abrir el chat